Ajos

    No Comentarios
    Precio de venta1,65 €
    Precio de venta sin impuestos: 1,65 €
    Precio de venta1,65 €
    producto en existencias
    El ajo es una de las plantas más utilizados por la medicina naturista por sus propiedades antibióticas, anticoagulantes, antihipertensivas y anticolesterol.
    Cantidad:
    Regresar a: Verduras/Frutos

    Propiedades nutricionales del ajo:

    Vitaminas y minerales. Además de contener agua, proteínas y carbohidratos abundantes en fibra, el ajo posee una gran riqueza de vitaminas (B1, B2, B6, B12, ácido fólico, E, C y A) y minerales (hierro, calcio, zinc, magnesio, etc).

    Adenosina. La adenosina es un compuesto químico que contienen todas las plantas de la familia del ajo, como las cebollas, puerros, etc, que es responsable de impedir la agregación plaquetaria y fluidificar la sangre.

    Ajoeno. Es otro de los compuestos químicos presentes en el ajo con capacidad anticoagulante y que, además, reduce los niveles de colesterol LDL.

    Alicina. Este componente es el principio activo estrella del ajo. Se produce con la acción de la enzima alinasa sobre uno de sus aminoácidos, y tiene un gran efecto antibiótico, aumenta las defensas, previene las úlceras de estómago, favorece el sistema cardiovascular en distintos aspectos, actúa contra la bronquitis, y sobre todo, está considerado un importante elemento anticancerígeno.

    Protege el sistema cardiovascular

    Es un poderoso hipotensor (baja la presión arterial en hipertensión)

    Reduce los niveles de colesterol LDL

    Es un potente antibiótico

    Regula los niveles de azúcar en sangre (diabetes))

    Aumenta la actividad del sistema inmunológico (linfocitos y macrófagos)

    Mejora los cuadros de bronquitis y catarro.

    Previene las úlceras y el cáncer de estómago

    La alicina actúa contra las nitrosaminas (poderosos cancerígenos presentes en numerosos productos para el hogar, alimentación y cosmética por la unión de distintos compuestos químicos)

    Actúa contra los parásitos intestinales

    Es diurético y depurativo

    Es un gran desinfectante (ataca virus y bacterias)

    Purifica la sangre y la hace más fluida (varices, flebitis)

    Dilata las paredes venosas (es vasodilatador)

    Alivia el dolor

    Previene la arteriosclerosis

    Es un poderoso antiinflamatorio

    Descongestiona

    Es estimulante

    Reduce los callos y las verrugas cuando se aplica en rodajitas a modo de crema.

    El ajo, machacado o en zumo, posee una larga e interesante lista de efectos curativos para innumerables afecciones, por ejemplo:

    • Riñones, vejiga: tomar  ajo en ayunas ayuda en casi todos los padecimientos de los riñones y vejiga.

    • Pulmones y sistema respiratorio: tiene un efecto descongestionante poderoso, por lo que es de gran ayuda en casos de catarros, sinusitis, tos con flemas, exceso de flemas (provocadas por una alta toxicidad en el organismo).

    • Sangre: purifica la sangre y refresca el aparato circulatorio.

    • Arterias: disminuye la tensión arterial. Purifica, desintoxica y refresca su circulación.

    • Hígado: activa el óptimo funcionamiento del hígado, órgano importantísimo para la salud en general. Si el hígado no funciona bien todos los órganos y sistemas del cuerpo se alteran y por medio de señales el cuerpo nos avisa. Por lo tanto, si tienes boca amarga por las mañanas o exceso de lagañas, si tienes problemas en los ojos o bilis, si estás en constante tensión o irritabilidad (te enojas a menudo), si te duele frecuentemente la cabeza, podría ser un problema biliar. Puedes tomar un diente de ajo cada tercer día con un poco de zumo de limón.

    • Sistema digestivo: corrige el estreñimiento y desinfecta de toxinas el sistema digestivo

    • Lombrices: uno de sus usos terapéuticos más conocidos es el de desparasitar y eliminar lombrices y tenia. Ideal en estos casos.

    • Anemia: ideal para aliviar casos de anemia, fortalece las defensas y, ya que estimula los jugos gástricos, resulta un buen aperitivo para despertar el hambre.

    • Diabetes: ayuda a ayudar la diabetes y el equilibrio hormonal. 

    • Ezcema y herpes: unas gotas de zumo de ajo son indicadas en casos crónicos de ezcemas y herpes.

    • Obesidad: la gordura realmente puede desaparecer si se sigue un régimen alimenticio nivelado en donde se incluyan dosis de ajo.

    • Fatiga y sistema nervioso: constituye un poderoso auxiliar en casos de fatiga, agotamiento, melancolía, dolores de cabeza, sistema nervioso e insomnio.

     

    • Ácido úrico: eficaz ayuda contra el ácido úrico, lo ataca aliviando y ayudando las molestias de las articulaciones y músculos, por lo cual lo hace una ayuda indicada en casos de reuma y gota ciática.

    Ajo, crudo

    Valor nutricional por cada 100 g

    Energía 149 kcal 623 kJ

    Carbohidratos   33.06 g

     • Azúcares        1.00 g

    Grasas  0.5 g

    Proteínas            6.36 g

    Niacina (vit. B3)                0.7 mg (5%)

    Ácido pantoténico (vit. B5)         0.596 mg (12%)

    Vitamina B6       1.235 mg (95%)

    Vitamina C          31.2 mg (52%)

    Calcio    181 mg (18%)

    Hierro   1.7 mg (14%)

    Magnesio           25 mg (7%)

    Fósforo                153 mg (22%)

    Sodio    17 mg (1%)

    Zinc        1.16 mg (12%)

     

    % CDR diaria para adultos.


    No hay comentarios para este producto.

    Contacto

    C/ Pedro Antonio de Alarcón, 7 - (Granada) 18005 España

    telefono 958 510 219

    telefono 664 814 447

    Horario: 09:00-14:00 / 17:00-21:00 de L a V 

    10:00-14:00 Sábados

    correo electronico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    web ecojaral.com

    Certificación

    Certificación Ecológica CAAE - UE

    Nº Registro: 14.319

    Redes Sociales

    SíguenosNo te pierdas ninguna novedad sobre nuestra actividad y productos.

    Top